Suspiros de Pajares o Payares

IMG_4958

Pajares o Payares, como se dice en asturiano, es un pequeño y montañoso pueblo, limítrofe con León, en el que actualmente viven 138 habitantes.  Su nombre provine del valle donde se encuentra ubicado,  del río que discurre por él y del más que conocido Puerto de Pajares, que durante siglos fue la principal vía de comunicación entre Asturias y el resto de España.

Los suspiros de Pajares o Payares, se realizan siguiendo una antigua receta, calórica a más no poder, apta  para soportar las bajas temperaturas de la montaña y las que llevamos sufriendo en las últimas semanas. Su sabor os transportará a vuestra niñez, a aquellas galletas que nos hacían las abuelas y que hace mucho, mucho tiempo que no probáis.

Una vez leí que el origen del nombre de estas pastas de manteca, los suspiros, hacía referencia a las largas horas en las que las mujeres del campo esperaban a que sus maridos volvieran de sus maratonianas jornadas de labranza. Los suspiros volaban por la atmósfera de aquellas casas antiguas y frías, mientras que la cocina olía a estas galletas hechas con todo el amor ¿Podrá haber mejor receta para San Valentin?

Esta, y todas las recetas del blog, se las dedico a mi bloguero consorte, no por ser un día especial, sino por todos los días especiales que disfruto contigo.

A por la receta!

IMG_4954

IMG_4947

IMG_4979

IMG_4949

Suspiros de pajares o Payares

Ingredientes

  • 300 g de mantequilla clarificada (500 g de mantequilla normal)
  • 200 g de azúcar blanco + azúcar para espolvorear
  • 600 g de harina de trigo, aproximadamente
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal

Preparación

  1. Clarificamos 500 g de mantequilla que nos quedarán en unos 300 g y dejamos que se temple a temperatura ambiente.
  2. Mezclamos la mantequilla con el azúcar y la pizca de sal, hasta hacer una masa compacta.
  3. Añadimos el huevo y revolvemos bien todo.
  4. Poco a poco vamos añadiendo la harina hasta que se haga una masa blanda, pero no pegajosa, con textura parecida a la plastilina.
  5. Ponemos un papel film o vegetal sobre una superficie lisa, extendemos la mitad de la masa y por encima colocamos otro papel film o vegetal. Con un rollo de cocina estiramos hasta hacer un lámina de 0.5 cm de grosor. Reservamos en la nevera durante 10 minutos.
  6. Quitamos un papel y cortamos las galletas con cortadores o incluso con un vaso. Horneamos a 180ºC hasta que cojan color tostado.
  7. Una vez tostadas, sacamos del horno y las colocamos con mucho cuidado sobre una rejilla. Espolvoreamos con abundante azúcar y dejamos enfriar.

Trucos

  • Tened en cuenta que para obtener 300 g de mantequilla clarificada, necesitamos 500 g de mantequilla normal.
  • Cuanta más calidad tenga la mantequilla, más sabrosas os quedarán las galletas.
  • Quitad el exceso de azúcar una vez que enfrien, se quedará una capa pegada a las galletas.
  • Mucho cuidado al sacarlas del horno, hasta que enfrian son frágiles y se rompen con facilidad.

Otros postres asturianos

Print Friendly, PDF & Email

Archivado en: galletareposteríaastursanvalentin Etiquetas:

Comentarios (10)

Trackback URL | RSS Feed Comentarios

  1. Suspirando me has dejado a mi….Que pinta más buenísima tienen estas pastas!! Me apunto la receta, que estas seguro que en casa les encantan!!!
    Un besote.
    Leti

  2. Marian dice:

    Me ha encantado la receta, pero antes tendré que probar a hacer la mantequilla clarificada, estoy segura que la haré. Tus fotos geniales.
    Un beso

  3. Beatriz dice:

    Como te dije no los conocía! aunque Pajares por supuestísimo. Me parece que le voy a dar una sorpresita a mi madre con estas delicias, le va a encantar, creo que ella no las conoce tampoco. Un beso!

  4. Magnolia dice:

    Con la pinta que tienen no sé si podré resistir la tentación de probar estas delicias de Pajares.
    También quiero felicitarte por las fotos. Te superas en cada sesión ya que con los mínimos elementos consigues llenar el encuadre, la iluminación es genial y el resultado es impresionante.

  5. Cristina dice:

    Nunca los hice en casa pero si probé los de pajares y están riquisimos, me apunto la receta.
    Besos crisylaura.

  6. Jeannette dice:

    DEliciosas. Las haré y les cuemnto.

  7. Milagros dice:

    Hola,
    Quería felicitarte por esta web de cocina asturiana tan bien hecha, no sólo a nivel estético -las fotos son preciosas- si no también a nivel ´técnico´: las recetas son auténticas y, si bien elaboradas, deliciosas.
    Ahora que vivo en Italia, hago de vez en cuando cenas con amigos y me gusta enseñarles lo bien que se come en nuestra tierra, teniendo en cuenta lo bien que se come en la de ellos, lo que me deja el listón bien alto. A veces busco completar mis conocimientos en Iternet, pero no todo lo que llega a mis manos me deja satisfecha. Sin embargo este trabajo tuyo es de gran ayuda y mucha calidad.
    Gracias por poner a disposición del gran público esta cantidad de “bondades”!!
    Milagros

    • La Cucharina Mágica dice:

      Gracias por tus palabras Milagros!! la cocina asturiana merece su respeto, por lo que lo que hay que hay que hacerlo bien y con rigurosidad!

      Un abrazo fuerte
      Noe

  8. Mari dice:

    Me encanta la cocina, y adoro la repostería en especial. Tengo la firme convicción de que todos los problemas pueden resolverse con galletas, si son difíciles; tal vez con una tarta…
    Con esta premisa, me dedico a repartir repostería a diestro y siniestro; y por norma general, es como regalar paquetitos de alegría.
    Hace año y medio, llegó a mi oficina un ovetense enamorado de Asturias. Unos meses después, nos fuimos a tomar unas cañas y; como no…, empezó a hablarme de su tierra. Mientras me hablaba de su abuelo de payares yo pensaba en estos suspiros, tus fotos pasaban por mi mente y lo interrumpí para compartir con el mis pensamientos.
    Le hablé de mi obsesión por la repostería, porque cada sitio del que hablaba me traía a la mente un postre distinto y una receta distinta. Las marañuelas de candás, las moscovitas de Oviedo, el bizcocho de pascua de avilés, y los suspiros de payares…
    Este comentario nos llevó a hablar de la maravillosa gastronomía Asturiana, y a que me comentase que le encantaban los suspiros y que ahora son muy difíciles de conseguir auténticos. Que cada año por todos los santos subía a poner flores a sus abuelos y las vecinas le daban cajinas de suspiros…pero que este año al estar trabajando fuera, se habia quedado sin.
    Un tiempo más tarde, este chico se convirtió en mi chico y esta receta fue la primera receta asturiana que le hice. Nunca había visto un suspiro y la hice tal cual tu…y lo primero que me dijo fue que los suspiros no eran así… que no llevaban tanto azúcar y que eran redondos. Cuando los probó… su sonrisa era como la de un niño a quien le cumplen su deseo más preciado y dejó de importarle la forma y el azúcar.
    Desde entonces tu blog se ha convertido en mi blog de referencia para recetas asturianas, y tus recetas siempre consiguen sacarle esa sonrisa que me vuelve loca. Cada vez que le hablo de hacer los suspiros redondos y con menos azúcar por encima me dice, mejor no; mejor haz los tuyos… son más especiales.
    Este fin de semana he vuelto a hacerlos, sé que le acercan un poquito más a su tierra y le quitan la morriña; y también le traen muy buenos recuerdos. Pensé que tenía que escribirte y darte las gracias por este gran trabajo, para que seas consciente de que tus recetas son muy importantes para la gente que las ve y que las pone en práctica.
    En mi caso, la cucharina es ya una parte muy importante y entrañable de esta relación. Tus suspiros solo evocan recuerdos muy bonitos, al igual que tu arroz con “lleche”, tus casadielles,… Gracias por estar ahí, por compartir tus experiencias culinarias y por todos los buenos momentos que indirectamente has aportado a mi vida.

    • La Cucharina Mágica dice:

      Mari, no te puedes imaginar lo que me has emocionado con tus palabras!
      Muchas veces me planteo dejar el blog, si tiene o no sentido seguir con esto… ahora estaba pasando por una de esas crisis existenciales y este mensaje me ha devuelto la ilusión!
      Gracias y más gracias, con tu permiso lo voy a compartir en redes de forma anónima!
      Gracias de nuevo y un beso enorme

      Ah y tu chico tiene razón, son redondos!! jeje le di forma de corazón porque su historia es todo amor! y el azúcar es como todo unos lo ponen y otros no

Dejar un comentario