Guacamole mexicano

MG_0799

No voy a empezar el post hablando del calor porque sé que es tema recurrente… pero vaya calor!!! yo soy chica del norte y aunque son muchos años ya en Madrid, cada julio pienso que es el peor…

Hoy la receta es guacamole, la especialidsd del bloguero consorte, una conocidísima salsa mexicana que se toma como entrante o guarnición de muchos platos llenos de color y sabor. Ya os la había puesto en la receta de los tomates rellenos de guacamole (fotos robadas para este post), pero tiene muchas opciones, como rellenar huevos, añadirlo en ensaladas, guarnición de mariscos y pescados o de la forma más tradicional, como entrante con unos totopos de maiz.

Una de las cosas que más me gusta del guacamole es que se hace con productos frescos, no necesita ningún paso en la cocina, más allá de hacer la mezcla de sus ingredientes. Además su protagonista es el aguacate que ha sido catalogado recientemente como superalimento, debido a sus grandes aportes nutritivos y saludables para el organismo, pero de esto, os hablaré en otro post. Lo que sí os adelanto para los que como yo, tenemos mucho colesterol, es que es un buen aliado para la lucha contra esta enfermedad y que ayuda a mejorar y conservar la salud cardiovascular.

Ya sabéis, un guacamole que se hace rapidito, una cerveza fría, fría, fría (con o sin alcohol, al gusto) y a buscar la sombra para poder sobrevivir a estos calores!

A por la receta!

MG_0802

MG_0812

Tomates rellenos de guacamole y gambas

Guacamole mexicano

Ingredientes

  • 3 aguacates maduros
  • 1/2 chile serrano o 1 pimiento jalapeño
  • 1 manojo de cilantro
  • 1 cebolleta
  • zumo de 1/2 lima
  • 1 tomate maduro
  • Unas gotas de tabasco
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen suave
  • Sal

Preparación

  1. Picamos en trocitos muy finos todos los ingredientes, excepto los aguacates, y los mezclamos en un recipiente.
  2. Quitamos la piel a los aguacates y machacamos su carne con un tenedor, dejando trozos de aguacate enteros.
  3. Rociamos rápidamente el aguacate machacado con el zumo de lima para que no se oxide.
  4. Mezclamos los ingredientes que hemos picado al principio con el aguacate machacado. Echamos sal, unas gotas de tabasco al al gusto y listo!

Trucos

  • Si queréis hacerlo como relleno o para mezcla por ejemplo con un tartar, podéis hacerlo en la batidora.
  • Sin embargo, si lo vais a tomar como picoteo, la textura irregular que le da el machacarlo con un tenedor, le va mucho mejor.
  • Para que el ajo no resulte fuerte, machacadlo para añadirlo a la mezcla.
  • Para que el aguacate se conserve bien y no se oxide, además de rociarlo rápidamente con el zumo de lima, deberéis taparlo con un papel film y conservarlo con sus pepitas, las que tendréis que retirar cuando vayáis a consumirlo.
Print Friendly, PDF & Email

Archivado en: entrantesfácilLatinoaméricaMéxicosalsas_y_guarnicionesverduras Etiquetas:

Comentarios (8)

Trackback URL | RSS Feed Comentarios

  1. Conchita dice:

    Me encantan tus recetas

  2. Una pinta deliciosa, y las fotografías….¡¡espectáculares!!

    Me encanta la presentación dentro de los tomates.

  3. cristina dice:

    rica receta¡¡, me encanta.
    besos crisylaura

  4. Qué pinta! Me han encantado las fotografías! Y tu versión del guacamole!
    En casa lo hacemos casi casi igual, y es algo que nos encanta! Siempre tenemos un poco en la nevera para picotear!
    Un beso!

  5. Buenas tardes,me encantan tus recetas,y las fotos son preciosas.Es la primera vez que entro en el blog y te felicito.Saludos.

  6. Liz dice:

    Perdona, soy mexicana y nunca se pone AJO al guacamole!!

  7. selmo dice:

    Ni tampoco el tabasco,yo no uso el jalapeño, solo serrano o habanero. El guacamole a mi entender no deber ser demasiado picante. Hermosa la presentación de este post asturianina.

Dejar un comentario