Mejillones pre-cocinados en escabeche casero. Receta rápida y fácil

IMG_64601 (1)

Esta receta es fruto de la más pura vagancia y desgana… y es que me vuelven loca los mejillones, a los que siempre llamo los primos pobres de las almejas, ya que estoy segura que si fueran más caros se valorarían mucho más. Lo dicho, que me encantan, pero creo que la vida es demasiado corta para pasarme una hora limpiando cáscaras, por lo que desde que descubrí los mejillones pre-cocinados gallegos, que ya vienen limpios y cocinados en su jugo, no paro de hacer recetas con ellos.

Para los más puristas os diré que el resultado de esta receta es magnífico! pero bueno, bueno! tanto por su textura como por su sabor, nadie diría que apenas invertí 10 minutos en hacerlos… Para ver si realmente había diferencia, o ésta era muy notable, los hice sin decir el secreto de su origen, esperando a ver la reacción de los invitados. Se chuparon los dedos, me dijeron que eran los mejillones en escabeche más ricos que habían probado y no os digo nada cuando les dije cómo se hacían, casi lloran de la emoción!!

Ya tenéis un entrante facilón, rápido y muy sano para hacer este verano y dejas a todos locos!

A por la receta!

IMG_64791

IMG_64771

IMG_64851

IMG_64561

Mejillones pre-cocinados en escabeche casero

Ingredientes

  • 1.5 kg de mejillones gallegos cocidos en su jugo
  • 5 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen
  • 1 vaso de vinagre de vino (blanco)
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 2 cebolletas
  • 1 zanahoria (opcional)
  • 1 cucharina de pimienta en grano
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharina de pimentón de la vera dulce

Preparación

  1. Ponemos el aceite a calentar a fuego medio en una sartén.
  2. Partimos las cebolletas y la zanahoria en tiras finas y las añadimos al aceite con los ajos con piel, para que se hagan de forma lenta, sin que lleguen a dorarse.
  3. Quitamos las cáscaras de los mejillones y los reservamos.
  4. Subimos el fuego e incorporamos la hoja de laurel, la pimienta, la sal y el pimentón. Revolvemos unos 10 segundos y añadimos el vino y vinagre. Dejamos hervir todo 1 minuto.
  5. Añadimos los mejillones y 6 cucharadas del jugo de la cocción de los mejillones  que viene en el envase y retiramos.
  6. Dejamos macerar 24 horas en la nevera y listo para servir!

Trucos

  • Cuanto mejor sea la calidad de los mejillones, mejor será el resultado. Os aconsejo los gallegos que vienen en bandejas negras redondas (no recuerdo la marca), y que están cocidos en su propio jugo.
  • Los mejillones una vez escabechados, se conservarán un máximo de 4 días en la nevera.
  • Si queréis darle un toque picante, añadid junto con el pimentón una guindilla cayena picante.
  • Si queréis hacerlo con mejillones frescos, una vez limpios, hervidlos con el 1/2 vaso de vino durante 5 minutos y seguid el resto de los pasos de la receta, añadiendo el vino de la cocción al vinagre.
Print Friendly, PDF & Email

Archivado en: Conservasdietaentrantesfácilpescado Etiquetas:

Comentarios (1)

Trackback URL | RSS Feed Comentarios

  1. Que ricos!!Estoy contigo los gallegos tienen una calidad espectacular!
    Por cierto las fotos son una pasada!!

Dejar un comentario