Pollo al limón con miel, mostaza y romero

IMG_6366

No sé vosotros, pero no sé qué pasa en enero que mi ropa no me sienta igual, no sé cómo decirlo… como que encoge…

Dicho esto, nada mejor que platos de proteína y verdura para que la ropa vuelva a su talla. Uno de los platos estrella en estos momentos de caristía culinaria, es sin duda el pollo. Eso sí, una vez cocinado, si queréis que sea de dieta, quitad la piel que es donde están las calorías y la grasa.

Para darle un toque diferente al clásico pollo al limón, probé a echarle mostaza, miel y romero y me gustó mucho el resultado, por lo que aquí os lo traigo para ver si a vosotros también os encaja para vuestros menús diarios.

Desde hace tiempo, yo compro todo el pollo ecológico. Es increíble cómo alimentan a estos animales para que crezcan y engorden rápido, desde hormonas, hasta antibióticos. El resultado se ve cuando compras un pollo gordote cuya carne es blanquecina, y al asarlo comienza a soltar agua, hasta que pierde la mitad de su volumen. Afortunadamente y cada vez más, hay pequeñas tiendas y secciones en todas las grandes superficies de productos ecológicos, donde encontrar pollos enteros, pechugas, muslos, etc. Os recomiendo invertir un par de euros más en salud, es lo más importante.

A por la receta!

IMG_6372

IMG_6368

Fuente de Claudia&Julia

Pollo al limón con miel, mostaza y romero

Ingredientes

  • 1 pollo de corral
  • 1 limón grande
  • 1 cucharada sopera de mostaza antigua
  • 1 cucharina de miel suave
  • 2 ramas de romero
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. lavamos el pollo y lo secamos. Salpimentamos y lo ponemos sobre una fuente. Reservamos.
  3. Exprimimos el limón, y mezclamos el zumo de éste con la miel, la mostaza y las ramas de romero.
  4. Lo vertemos por encima del pollo y lo tapamos con un papel de aluminio.
  5. Lo introducimos en el horno durante 50 minutos. Retiramos el papel de aluminio, y ponemos otros 5 min o hasta que el pollo coja color.

Trucos

  1. La versión light es sin piel, por lo que una vez asado, la retiráis y sólo coméis la carne sin grasa, pero con todo el sabor.
  2. Para que le de más sabor, podéis dejar el pollo macerando con el zumo, la miel, la mostaza y el romero, una noche en la nevera.
  3. El papel lo ponemos para que no se quemen los granos de mostaza, a mí se me doraron un poco de más…
  4. Si queréis hacerlo despacito, para que la carne quede muy, muy blanda, seguid las instrucciones del pollo a baja temperatura.
  5. Podéis poner unas patatas debajo del pollo para que se hagan con el jugo de éste y acompañarlo de ensalada.
Print Friendly, PDF & Email

Archivado en: carnedietafácil Etiquetas:

Comentarios (10)

Trackback URL | RSS Feed Comentarios

  1. Concha Romero dice:

    Toda la razón Noelia! El pollo de verdad es toda otra cosa. En Barcelona se puede encontrar el Pota Blava ( para azul) que es de la zona de El Prat y es una maravilla. Yo la verdad que del tema grandes superficies huyó porque no me creo mucho lo del km 0 y tal. Pero tengo mi “circuito ” de mercado de pages y de buenas paradas de mercado y estoy satisfecha, es verdad que lo pagas más caro, pero no hay color.
    Esta receta la voy a hacer seguro, porque un pollo hermoso me va a solucionar unos cuantos tuppers Un poco de variación con las guarniciones y listo.
    Besitos guapa.

  2. Nati dice:

    Tiene muy buen color este pollo asado, se ve delicioso. Un besazo.

  3. Pedro Robles dice:

    Hola, con mostaza antigua, a qué te refieres? Gracias

  4. Maria dice:

    Qué buena pinta más estupenda! Si además me aseguras que encoge la ropa…. Me encanta la fuente en la que lo has asado. Dónde puedo comprarla? Gracias

  5. Maria dice:

    Muchísimas gracias!

  6. Begoña Puente dice:

    He llegado hace poco a este blog pero me estoy poniendo al día cocinando algunas recetas que vas publicando y hasta ahora ninguna me ha defraudado. Esta receta acabo de hacerla…sin palabras.
    Gracias por animarnos a realizar los platos viendo esas fotos tan espectaculares, ya se sabe que la comida de primeras entra por el “güeyín” (güeyín, ojo en castellano).

Dejar un comentario