Sopa Castellana de ajo

Recuerdo que cuando estaba en la universidad, hace así como un siglo y medio, a mis compañeras de piso les hacía mucha gracia que guardara el pan duro. Ay mujeres de poca fé! cómo cambiaron de opinión cuando hice por primera vez mis sopas de ajo!

La sopa castellana de ajo es un majar de dioses, receta de aprovechamiento de los tiempos en que un trozo de pan blanco era un privilegio no al alcance de todos los bolsillos, por lo que no se tiraba ni una miga, literalmente. La receta se ha ido enriqueciendo y hoy la tomamos con tacos de jamón y huevo, y con ajo claro, mucho ajo.

El truco para que este plato sepa a gloria, pero gloria casera de las de la abuela, no es otro que una cocción lenta, dejando que el pan se vaya fundiendo con el caldo y se mezclen bien todos los sabores. Para acompañar la sopa y darle un toque moderno, me gusta acompañarla de una tosta de huevo de codorniz. Os pongo el paso a paso porque es muy fácil y queda una presentación tradicional, pero renovada, ole!

A por la receta!

Sopa castellana de ajo

Ingredientes

  • 1/2 hogaza de pan del día anterior
  • 1 cabeza de ajos
  • 2 litros de agua
  • 1 cucharina de pimentón dulce
  • 1 huevo de codorniz por cada comensal
  • 1 huevo de gallina
  • 80 gr de jamón Ibérico en tacos
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. Cortamos unas tostas de pan, una por comensal y el resto en rebanadas finas y a su vez en cuadrados. Reservamos.
  2. Cortamos los ajos en láminas y los ponemos al fuego con un buen chorro de aceite de oliva.
  3. Cuando estén los ajos un poco dorados añadimos el jamón en tacos, revolvemos un par de minutos para que se fundan bien los sabores en el aceite.
  4. Agregamos el pan que habíamos cortado y volvemos a revolver bien, agregamos el pimentón, revolvemos y tras unos 2 minutos, agregamos el agua y dejamos que comience a hervir muy lentamente, casi sin llegar a ebullición, durante 30 minutos.
  5. Añadimos el huevo y revolvemos para que éste se rompa y se funda con el resto de ingredientes.
  6. Probamos la sopa para añadir sal si es necesario. Reservamos la sopa.
  7. Tostamos las rebanadas de pan, a las que les habremos hecho un agujero. Ponemos una cucharina de aceite de oliva en una sartén y tostamos por un lado las rebanadas. Les damos la vuelta y cascamos un huevo en el agujero que hemos abierto. Dejamos que se cuaje lentamente la clara y retiramos las tostas.
  8. Servimos la sopa en cazuelas de barro, sobre cada una colocamos una mini tosta de huevo.

Trucos

  • Para darle más sabor, podéis usar caldo de verduras y/o pollo en lugar del agua.
  • Recordad que es muy importante que la cocción sea lenta, para eso no hay nada mejor que las cocotte.
  • Si no tenéis pan duro, partid el pan fresco tal como indico en la receta e introducirlo en el horno a 200ºC durante 5 minutos, o hasta que comience a dorar.
Print Friendly, PDF & Email

Archivado en: cuchara

Comentarios (4)

Trackback URL | RSS Feed Comentarios

  1. nati dice:

    A mi padre le encantaba esta sopa. Muy buena pinta. Un besazo.

  2. MANUEL ALONSO dice:

    HOY ESTOY MUY ALEGRE PORQUE CONSEGUÍ LA RECETA DE LA SOPA DE PAN Y AJO QUE ME PREPARABA MI ABUELA CUANDO ERA NIÑO Y QUE PESE A PREGUNTAR EN ASTURIAS A MIS FAMILIARES NO PODÍA CONSEGUIRLA.- DE MÁS ESTÁ DECIR QUE GRACIAS A UDS.PODRE REALIZAR ESO QUE TANTO ME APETECÍA.- GRACIAS MIL

Dejar un comentario